martes, 13 de mayo de 2008

GALATEA Sesión 7 “Los Exámenes” (relatoría) Círculo de reflexión dirigido a Psicólogos y Pedagogos del IEMS.

GALATEA
Círculo de reflexión dirigido a Psicólogos y Pedagogos del IEMS.

Sesión 7 “Los Exámenes” (relatoría)

Ésta sesión fué coordinada por el profesor Jorge Zepeda, quien antes de iniciar la sesión escribió en el pizarrón un cuadro comparativo que incluía lo siguiente:

MAESTRO
Conserva
Acepta el Status Quo.
Es una copia
El que imita
Visión a corto plazo
se concentra en la enseñanza
Fija la vista en el examen.
Se vale del control.
Pregunta cómo y cuándo.Es el clásico buen burócrata.


DOCENTE-TUTOR-INVESTIGADOR
Desarrolla.
Lo desafía.
Es original.
El que innova.
Perspectiva a Largo Plazo.
Se concentra en el aprendizaje y estrategias.
Mira la evaluación como horizonte.
Inspira confianza y respeta.
Pregunta qué y porqué.No depende de nadie, sabe lo que tiene que hacer.


Inició la reunión comentando algunos datos contenidos en el texto “La revolución del Aprendizaje”. Concretamente las ideas que plantea Jeanette Vos al respecto del sistema de evaluación recomendado para el siglo XXI y lo que considera como el modelo educativo del siglo XIX contrastando con el modelo del siglo XXI, fueron los detonantes para comenzar con la reflexión de éste día.
El profesor Zepeda planteó al grupo reunido las preguntas: ¿en qué nos puede ayudar a los profesores el área psicopedagógica en el problema de la evaluación? ¿estamos de acuerdo con lo que plantea Jeanette Vos en cuanto a la forma de evaluación?
En resumen los asistentes plantearon lo siguiente:
● No debemos perder de vista que el planteamiento de J. Vos es con base en una experiencia de 1er. Mundo, por lo que en nuestro país se deben tomar en cuenta otros elementos considerando el nivel de desarrollo educativo.
● En nuesto país se necesita hacer conciencia en que los exámenes son solo un instrumento, de ninguna manera son el único medio para demostrar que el estudiante sabe.
● Los examenes son sólo una arista de un diamante complejo de la educación, por lo que un docente que no tiene claridad en todo lo que implica el proceso de aprendizaje elaborará exámenes pueden no ser congruentes con lo que enseña.
● Se necesita replantear el concepto de evaluación, vista como parte del proceso formativo, no para exculir, no para diferenciar, no para etiquetar, sino como una oportunidad de saber lo que no se sabe para ahí centrar esfuerzos, por lo que al hablar de evaluación se considera que todo aquél que se diga docente debe conocer, valorar y reflexionar al respecto de su actuación. No sólo psicólogos y pedagogos tienen la responsabilidad de cambio.
● No se debe “satanizar” a los exámenes, mas bien se debe replantear su uso y abuso.
● De ninguna maner un exámen es equivalente a un proceso de evaluación.
● No estamos preparados en una cultura de evaluación cualitativa.
● Según JeanetteVos, el sistema de evaluación recomendado para el siglo XXI incluye 50% de autoevaluación, 30% de evaluación por los compañeros y 20% de evaluación por los maestros o el jefe. Al respecto, los mismos docentes del IEMS no hacemos autevaluaciones honestas, aún no estamos preparados para que nuestros compañeros nos evaluen “¿porqué me va a evaluar otro que es igual que yo?” y si me va a evaluar el jefe pues que me diga qué, cómo y para qué.
● Mirar a la evaluación como un proceso como parte del crecimiento requiere un total cambio de pardigmas de muchas personas. Hoy en día la sociedad misma reclama la continuidad de la evaluación cuantitativa, totalmente numérica; los padres exigen a los maestros números, la misma certificación en el IEMS requiere de un número, es incomprensible que en algunos casos se pida al alumno que presenta su problema eje que se autoevalúe cuando durante su estancia en la preparatoria no se le entrenó en ese ejercicio. Los mismos docentes tampoco nos autoevaluamos seria y honestamente, mucho menos permitimos que otro nos evalúe porque la evaluación puede significar el descubrir algo que aunque sabemos no queremos reconocer, reconocer que somos frágiles, que tenemos miedos, temores....
● la evaluación cualitativa es algo que no se lleva a cabo, es contradictorio por ejemplo que en una escuela de artes, el arte se valore cuantitativamente, es paradógico que en el mismo IEMS donde se maneja la idea de la importancia de la evaluación cualitativa el proceso de evaluación a los docentes que ingresaron o desean ingresar al instituto se base en una evaluación cuantitativa.
● Muchas cosas se siguen quedando en la reflexión. Nos damos cuenta de que estamos mas pero ¿qué hacemos para corregirlo? Voluntad no es lo único, pues muchos la tenermos; lo triste es ver que las personas que tienen la facultad de tomar desiciones para lograr los cambios no lo hagan, y no lo hacen porque las personas que tienen la facultad para tomar desiciones de cambio no nos acompañan en estos espacios de reflexión, no reflexionamos juntos.

Sigue quedando pues abierta la reflexión para continuarla, debatirla y argumentarla en diferentes espacios. Solo dejo a manera de reflexión la última participación en el grupo. ¿porqué le tememos a la evaluación cualitativa? ¿será porque no tenemos la fortaleza personal para conocer, reconocer y aceptar que fallamos en algo? ¿será que nuestra inteligencia emocional no nos permite valorar que para poder crecer necesitamos conocer cuáles son las áreas en la que nuestro desarrollo aún es deficiente? ¿será que en realidad nos da miedo?